Punta Catalina

Jurista Peralta pide abogados ejercer profesión con ética

Miércoles 21 de Junio 2017

Jurista Peralta pide abogados ejercer profesión con ética
Amadeo Peralta, presidente del Observatorio del Sistema de Justicia Dominicano.

Santo Domingo

“Cuando un abogado dice mentiras por más serio que las diga, no sabe cómo va perdiendo su credibilidad y se limita su radio de acción”.

La anterior afirmación es del presidente del Observatorio del Sistema de Justicia Dominicano, Cesar Amadeo Peralta, quien además sostiene que entre las cualidades que debe poseer un profesional del derecho para triunfar están: cuidar su comportamiento, tener conocimientos jurídicos, cultura general y actuar apegados a la verdad y ética profesional.

“Un abogado se puede ganar un dinero en un caso hablando mentiras, pero es difícil que salga bien, porque lo malo camina y rápido, cuando se dedica hacer perversidades jurídicas, solamente en su mente cree que lo está haciendo bien”, expresa Peralta, quien salió a la palestra pública cuando explotó el caso del Banco Peravia por el fraude RD$1,400 millones de pesos a los ahorrantes de esa entidad financiera.

En ese caso específico representa a la parte afectada, a siete personas con ahorros ascendentes a RD$ 700 millones de pesos.

Advierte de las consecuencias que puede acarrear un abogado que se dedique a actuar en detrimento de su propia profesión.

“Los clientes que pueden darte buenos beneficios evaden los abogados problemáticos, los que se dedican a reprochables acciones, porque hay que con sus conocimientos se han aprovechado de eso para robarle a los demás e incluso a sus propios clientes”, asegura quien tiene 28 años vinculado al ejercicio jurídico.

Le preocupa la situación actual del país especialmente de la justicia dominicana a la que según dice, ha sufrido muchos daños en materia de credibilidad.

“Existen muchos abogados que lo primero que ponen por delante es el dinero, los que le venden su alma al diablo por ganarse algo, esto debe llamar a preocupación a los jóvenes abogados que intentan involucrarse en la carrera y llevarla hacia un mejor camino, indica.

VALORES MORALES
Afirma que ejercer esa profesión de forma seria no es tan difícil cuando se tiene bien claro cuáles son los valores y principios éticos.

“A ti te pueden llegar muchas ofertas de diferentes índole, pero tú decides si aceptas o no, de ahí que en mi caso personal, yo no defiendo imputados que tenga que ver con drogas, violación y cualquier otro hecho penal del que yo moralmente no esté de acuerdo”, apunta.

“Para mí es duro tener que defender una acción ilegal y antijurídica, o tener que hacer argumentos de algo indefendible”, agrega el licenciado en Derecho egresado de la Universidad Nacional Pedro Henríquez Ureña (UNPHU) y que ha participado en diplomados, cursos tanto en el país como en el extranjero.

En la actualidad está involucrado como abogado en ocho fraudes bancarios, en los que está representando a las víctimas y querellantes.
“Aunque suena y parezca difícil cada abogado puede incursionar en la especialidad que se siente más cómodo y no tener que sumergirse en ningún tipo de acción que denigre el ejercicio de la profesión”, dice.

SUS INICIOS
Nativo de la comunidad de La Isabela, provincia de Puerto Plata, desde temprana edad se insertó en esa área. Al tiempo de que cursaba sus estudios universitarios, trabajaba en una financiera familiar.

“Yo tenía que hacer de todo, abría y cerraba, redactaba y llevaba las cartas si un cliente se atrasaba”, recuerda.

Sostiene que en la segunda mitad de década del 1990 se vio sin trabajo, debido a que en el país se produjo un colapso en el que alrededor de 600 financieras se fueron a la quiebra, incluyendo en la que laboraba.

Sin embargo, en aquel tiempo habló con la profesora, licenciada Olga Herrera, quien en ese entonces era jueza de la Octava Sala de la Cámara Penal del Distrito Nacional y le solicitó trabajo.

Recuerda que estaba en Estados Unidos indeciso de si volver o quedarse, y su madre María Gómez Silverio le avisó que le había llegado un telegrama de la Suprema Corte de Justicia para que fuera a juramentarse, ingresando como aguacil con apenas 20 años.

A partir de entonces, continuó ascendiendo a la corte de apelación del Distrito Nacional, donde estuvo por espacio de 22 años. Más adelante ingresa a la Policía Nacional, ocupando importantes posiciones como jefe de allanamiento, trabajó en el departamento nacional de investigaciones de falsificaciones, recuperación de vehículos robados, entre otras, experiencias que le han servido para hoy abrazar el éxito.

MENSAJE
Por último, exhortó a los jóvenes a tener sus propios ideales de trabajar por sus sueños, sin importar las adversidades que se le presenten.

“Todo se logra, si una persona se arma un ideal de que quiere ser presidente y esa es su meta lo puede lograr, si comparamos el caso de Obama de una zona muy pobre de África y se convirtió en presidente y eso es un logro que debe servir de aliento para los jóvenes”, declara.

“Aquí el único que no progresa es el que se queda rezagado, conozco muchísimas personas que han venido a la UASD, y han pasado muchas calamidades, pero han logrado su objetivo. Cualquier joven que estudie, se prepare y se maneje de forma honesta puede llegar lejos”, finaliza.

FICHA
Padres: El exdiputado Cesar Peralta y María Gómez Silverio (fallecida)
Pasatiempo: Leer
Como se define: optimista
Música favorita: Giberto Santa Rosa, Alejando Fernandez, Julio Iglesias


Servicios sobre asuntos jurídicos en general
- Abusos de confianza por desaparición de vehículos
- Investigación, localización e incautación de vehículos.
- Ley 483 de ventas condicionales de muebles
- Delitos y fraudes bancarios
- Estafas, falsificaciones
- Certificados financieros no pagados
- Cheques sin fondos
- Cobros y embargos
- Desalojos

Su oficina está ubicada en la calle marginal de la avenida Nuñez de Caceres, número 366 Torre Corporativa NC, noveno piso, local 904 del sector El Millón de esta ciudad.

Comenta: