Punta Catalina

Ocoeños recuerdan la labor del padre Quinn

Miércoles 11 de Octubre 2017

Ocoeños recuerdan la labor del padre Quinn
El sacerdote Luis Quinn cumple este miércoles 10 años de fallecido.

Felipe Ciprián
Santo Domingo

Un día como hoy, hace diez años, falleció el sacerdote Luis Quinn, religioso y animador comunitario que se entregó a una intensa labor social durante 42 años en San José de Ocoa.

Para el aniversario, la Fundación Ocoa de Pie y la Asociación para el Desarrollo de San José de Ocoa, recordarán su memoria con diversos actos, incluida una misa, este miércoles a las 7:00 de la noche, que será oficiada por monseñor Víctor Masalle, obispo de la Diócesis de Baní.

Nacido en Newcastle, Inglaterra, el 12 de enero de 1928, el padre Luis murió el 11 de octubre de 2007 en Fort Lauderdale, Florida, diez días después de ser sometido a una cirugía de corazón. Tenía 79 años de edad e inmensas ganas de vivir y seguir luchando por el pueblo de San José de Ocoa que más que como un hijo, lo adoptó como un padre.

Tras su fallecimiento, sus restos fueron trasladados a Ocoa una semana después y sepultados el día 19 en un mausoleo plantado en el interior del templo católico donde sirvió durante más de cuatro décadas.

Miles de personas esperaron el cuerpo sin vida del padre Luis dos kilómetros antes de llegar a Ocoa y lo acompañaron en procesión hasta el templo que acoge a la parroquia San José, donde se montó una velada solemne.

Su velatorio durante dos días y el sepelio de sus restos envueltos en un ataúd rústico de madera de pino como fue su voluntad, fue la más grande manifestación de duelo de los ocoeños, quienes a su vez fueron acompañados por diversas personalidades nacionales, incluidos legisladores, jueces, profesionales, funcionarios estatales y personal del cuerpo diplomático.

Gran duelo
El duelo no solo cubrió a Ocoa y todas sus comunidades rurales a los que el padre Luis dedicó la mayor parte de su vida y esfuerzos, sino que el mismo gobierno emitió el decreto número 588-07 que declaró duelo nacional, con banderas a media asta en todos los edificios públicos, nacionales y municipales.

“La muerte del padre Luis Quinn constituye una sensible pérdida para el pueblo dominicano, especialmente para la provincia San José de Ocoa, a la que le sirvió por más de 40 años y para la cual fundó la Asociación para el Desarrollo de San José de Ocoa, institución sin fines de lucro que ha dado tantos frutos a las regiones campesinas de esa provincia”, dice el decreto emitido por Leonel Fernández.

El funeral culminó con una misa concelebrada por el obispo Freddy Bretón, de la Diócesis de Baní, y el padre Jack Lynch, Superior General de los Misioneros Scarboro, en la que estuvieron presentes exsacerdotes, religiosas y activistas comunitarios que compartieron labor pastoral y social con el padre Luis durante muchos años.

A la par de su intensa labor pastoral, el padre Luis impulsó un largo e intenso programa de promoción social, organización comunitaria y educación que implicó el acompañamiento a las comunidades para la construcción de más de 500 kilómetros de caminos vecinales, sistemas de acueductos y regadío comunitario, viviendas, policlínicos, planteles escolares e hidroeléctricas que abarcaron a todas las comunidades rurales y barrios de Ocoa.

Fundó la Asociación para el Desarrollo de San José de Ocoa que encarnó la planificación y la gestión de obras que se construyeron con trabajo voluntario y aportes de entidades oficiales y ayuda caritativa del exterior.

Comenta: